Tipos de nudos marineros

Una de las primeras cosas que necesitamos aprender cuando vamos a salir a navegar es la realización de nudos marineros. Es imprescindible, ya que los vamos a utilizar constantemente y su correcta ejecución es una cuestión de seguridad. Además, para conseguir cualquier tipo de titulación, se nos exigirá aprender a hacerlos.

Existen más de 50 clases de nudos marineros diferentes y cada uno de ellos tiene un fin diferente. Hay principalmente tres tipos básicos: los que sirven de tope, para que un cabo no se deslice, los nudos de sujeción, cuyo objetivo es amarrar el cabo a un objeto, y los de unión, que permite unir dos cabos.

Es muy importante aprender a hacer los nudos marineros de manera mecánica para que cuando lo necesitemos urgentemente no tengamos que pensar, ya que, a veces, a bordo de una embarcación surgen imprevistos y situaciones delicadas y nuestro dominio de la técnica puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Nombres de nudos marineros

Cabos de varios colores con nudos

Estos son diez de los ejemplos más sencillos y útiles para empezar:

As de guía: es un nudo muy fácil de hacer, pero resulta muy seguro y fuerte. No se deshace aunque le apliquemos mucha presión, pero si necesitamos desatarlo no nos costará mucho esfuerzo. Es uno de los más utilizados en una embarcación. Se usa, por ejemplo, para atar las drizas o como cabo de seguridad en algunas ocasiones.

Nudo de Ocho: se utiliza mucho, es el nudo de tope más importante para los marineros, sobre todo en los veleros. Se le denomina también lasca y se aplica en el extremo de un cabo para rematarlo y evitar así que se pase en una polea.

Nudo simple: es la base de otros muchos nudos y es muy difícil de desatar, lo que es una ventaja pero también una desventaja, por lo que se suele utilizar cuando lo vamos a mantener durante mucho tiempo.

Nudo llano: sirve para atar dos cabos que sean iguales y tengan el mismo grosor cuando vayan a trabajar en tensión. Son fáciles de atar y de desatar. Consiste en dos nudos simples anudados.

Nudo vuelta de escota: es el que se usa cuando los cabos que vamos a unir son de diferente grosor. Al igual que el llano es muy fácil de hacer y deshacer.

Nudo de Ballestrinque: pertenece a la categoría de los nudos de sujeción y sirve para amarrar un cabo a una barra, una argolla, un pasamanos, etcétera. Pero para usarlo necesitamos que la tensión sea constante, ya que si no se deshará.

Nudo de trébol: se utiliza para atar un cabo a un mástil. Es un nudo muy bonito, por lo que se usa a veces con motivo decorativo.
Nudo de briol: sirve principalmente para amarrar un cabo a un mosquetón. No es muy útil si necesitamos deshacerlo con rapidez, ya que si el cabo está mojado y ha sido expuesto a mucha presión nos costará un poco.

Diferentes tipos de nudos marineros

Nudo de Mariposa: lo vamos a utilizar para hacer una gaza en medio de un cabo. Es muy útil para sujetar cualquier cosa.

Nudo de ocho corredizo: este nudo forma una gaza corrediza que se ajusta muy bien a un grillete. Es un nudo muy práctico y muy fiable.

En internet puedes encontrar infinidad de vídeos con los que podrás aprender cómo hacer nudos marineros.

Terminología básica de los nudos marineros

El mundo náutico se caracteriza por utilizar una jerga muy específica, que al principio puede resultar un poco difícil de entender. Aquí te explicamos algunos términos relacionados con los nudos marineros:

Empalmar: unir entre sí dos cabos por sus chicotes mediante nudos.

Gaza: lazo en que con frecuencia termina un cabo.

Azocar: apretar bien un nudo.

Zafarse: escaparse un objeto o un cabo de donde está amarrado.

Abarbetar: unir entre sí.

Compartir:
Publicado por

Deja una respuesta