Tipos de motores de embarcaciones

Cuando nos decidimos a comprar un barco, lo primero que deberemos elegir, entre los diferentes tipos de embarcaciones de recreo que existen en el mercado, es cuál será el más adecuado para nuestras necesidades y para el uso que vamos a hacer de él. En primer lugar, deberemos escoger entre un barco a vela o un barco a motor. Si nos decidimos por el segundo, hay una serie de criterios que tendremos que tener en cuenta. A continuación os explicamos los diferentes tipos de motores de embarcaciones que hay:

Tipos de barcos a motor

Los barcos a motor pueden ser de distintas formas y tamaños, desde embarcaciones pequeñas a grandes cruceros para miles de pasajeros o petroleros para toneladas de carga, y se caracterizan porque no son propulsados con energía eólica, sino que funcionan con un motor.

Motor de barco
Autor: Ulrich Dregler

Entre los diferentes tipos de motor en las embarcaciones de recreo, podemos encontrar los siguientes:

  • Los motores intraborda: son los que tienen el motor dentro del casco del barco. Hay varios tipos:
  • Transmisión por eje: funcionan a través de un eje fijo situado en la parte inferior del casco. Son adecuados para lanchas en deportes náuticos, ya que ofrecen una distribución del peso equilibrada, que es muy importante para este fin.
  • Pod drive:  son los que tienen bajo el caso la transmisión la cola y los accesorios. La ventaja frente al anterior es que deja mucho más espacio libre. Pero además, estos motores gastan menos, son mejores para el Medio Ambiente y alcanzan más velocidad.

Motor de embarcaciones fueraborda. Sus tipos son:

  1. Motores de dos tiempos: son más baratos y más fáciles de montar y manejar, pero también contaminan más, aunque en los últimos años se construyen con inyección directa, lo que los hace más limpios.
  2. Motores de cuatro tiempos: son normalmente más pesados que los de dos tiempos, pero más ecológicos y también mucho más potentes.
  • Motores eléctricos: no son habituales. Las baterías ocupan mucho espacio y no se alcanzan velocidades tan elevadas como con un motor de combustible. Pero son muy respetuosos con el Medio Ambiente, y para trayectos cortos o si no usas el barco muy a menudo, son una buena opción.
  • Motores híbridos: incluyen batería eléctrica y motor de combustible. Su precio es elevado, por lo que no están al alcance de todos.
  • Turbinas jet: son los que succionan el agua y la proyectan en un chorro a través de una tobera. Son menos eficientes que los motores con hélice, pero tienen mayor maniobrabilidad y para lanchas motoras de gran velocidad y ligeras son muy útiles. Además, para zonas con bañistas son más seguros. Es el motor que usan las motos acuáticas.

Como curiosidad, en cuanto a motores de embarcaciones se refiere, los motores de barcos petroleros son enormes máquinas con un gran peso y tremenda potencia. El mayor motor de buque jamás construido mide 13,5 metros de alto y 27 de largo, y pesa cerca de 2300 toneladas.

Tipos de lanchas y sus motores

Las lanchas son los barcos a motor más comunes en los puertos deportivos de todo el mundo. Existen gran variedad de modelos de diferentes potencias y tamaños. Estos son algunos de ellos:

  • Lancha de proa abierta: es muy habitual y hay varios tipos dependiendo de la disposición de sus asientos. Suelen usar motor intraborda y hay numerosos modelos en el mercado que puedes incluso personalizar.
  • Lanchas semirrígidas: incluyen un casco rígido combinado con laterales inflables. Son más económicas, y se han usado mucho para salvamento.
  • Lanchas cabinadas: suelen contar con asientos para dos personas y una parte cubierta en proa con la cabina principal.
  • Cruceros: son más grandes que las anteriores y suelen tener espacio para al menos tres personas. En algunos casos, cuentan con un espacio abierto amplio y en la cabina pueden incluir algún camarote.
Lancha con cuatro motores fuera de borda


Compartir:
Publicado por