Cómo prevenir el óxido de una embarcación

En tu embarcación, puedes encontrar varios tipos de metales. Estos, junto con las inclemencias del tiempo y el agua salda, suelen presentar a menudo oxidación si no los cuidamos correctamente. Para mantener en buen estado tu barco, es muy importante saber cómo prevenir el óxido y porqué aparece.

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber para alargar la vida de tu barco y mantener intactas las partes metálicas de la embarcación. También te contaremos cuáles son las razones que producen la corrosión.

Por qué se oxida un barco

La mejor manera de prevenir el óxido en un barco, es saber las causas que lo provocan. Solo de esta manera sabremos qué tratamiento anti-óxido es el más adecuado a utilizar en tu barco y cuáles son las zonas que necesitan más atención. Así podemos diferenciar entre:

  • Causas atmosféricas: suelen darse cuando el acero inoxidable se encuentra expuesto a líquidos, sólidos y/o gases transportados por el aire. Estos pueden ser la lluvia, la sal, el rocío del mar o la suciedad, entre otros.
  • Causas químicas: esta oxidación se da cuando el acero entra en contacto directo con otro material el cual posee una alta concentración de cloruro o materiales corrosivos. Un ejemplo de esto sería cuando utilizas blanqueadores en alguna de las superficies de tu barco. 
  • Causas por contacto: esta oxidación se da cuando diminutas partículas de cobre, acero al carbono y/u otros materiales extraños se alojan encima de las zonas de acero inoxidable. Estos provocan picaduras
Prevenir óxido en barcos
Existen diferentes causas que provocan la oxidación en los barcos.

Prevenir el óxido de tu embarcación

La mejor manera de prevenir el óxido es realizar un mantenimiento anual, como mínimo, a las partes metálicas de la embarcación. Solo de esta manera podrás evitar encontrarte por sorpresa piezas oxidadas después de dejar tu barco en reposo durante un tiempo. Para ello se aconseja:

  • Usar un paño y un limpiador suave para limpiar las zonas susceptibles de posibles corrosiones. 
  • No dejar nunca cepillos de cerdas de alambre, papel de lija o lana de acero sobre las superficies metálicas. 
  • Regar toda la superficie del barco después de cada viaje en agua salada.
  • Aplicar regularmente un recubrimiento pulido, para añadir protección y brillo. 
  • No usar lejía ni otros productos que contengan cloruros o ácidos.

También puedes pedir presupuesto a profesionales que ofrezcan este servicio y te ayuden a prevenir el óxido mientras tu barco se encuentra en un puerto.

Compartir:
Publicado por