Peligros al navegar y cómo evitarlos

Una vez que nos decidimos a realizar una travesía, debemos tener en cuenta que a lo largo de la navegación podremos encontrar diferentes dificultades, por lo que vamos a ser previsores para evitar peligros al navegar y remediar problemas.

Orca con cria saltando
Orcas en el Mar

Cómo ya sabemos, una de las tareas previas antes de zarpar es la preparación del barco, deberemos prestar atención a los sistemas de seguridad, los elementos de balizamiento, la radio, o el material de supervivencia.

Además, para ser previsores, estudiaremos las rutas por las que vamos a navegar y nos preguntaremos qué me puedo encontrar, y cómo afrontar los posibles peligros que pueden surgir como mareas, tormentas, oleaje o animales marinos.

Cómo puedo solucionar la mala mar

Uno de los principales riesgos que podemos encontrar cuando navegamos es una mala climatología.

Velero navegando por mar en medio de una tormenta eléctrica
Tormenta en alta mar

Para evitar situaciones peligrosas podemos llevar a cabo varias tareas:

  • Informarse sobre el temporal, hacía donde se dirige y a qué velocidad
  • Estibar y trincar, es decir, ordenar y guardar todo, cada cosa en su sitio y amarrar todos los objetos con cabos.
  • Despejar la cubierta
  • Revisar los manguerotes, que deben ir orientados hacía sotavento.
  • Cerrar las escotillas o portillas, para que no entre agua
  • Protegerse de la lluvia, en la medida de lo posible
  • Mantener la ropa seca. Para ello es necesario contar con una buena ropa exterior impermeable, y es conveniente además, tener ropa seca y limpia en bolsas cerradas herméticamente para que podamos cambiarnos en caso de necesidad

Planificar una nueva ruta evitando el temporal, en la medida de lo posible

Si la visibilidad durante el temporal es mala deberemos reducir la velocidad, estar especialmente atentos a ruidos o movimientos, emitir señales acústicas y encender las luces de navegación además de evitar las zonas más concurridas, si podemos.

Riesgos procedentes del cableado eléctrico

La humedad es una constante en una embarcación, por eso, prestaremos especial atención al cableado. Para ello, evitaremos las posibles condensaciones en el equipo eléctrico.

Los problemas de este tipo se pueden solucionar en su mayor parte con un mantenimiento adecuado y siguiendo las normas de buenas prácticas existentes al respecto.

Peligros al navegar y cómo evitarlos: normas ante una colisión

Existen una normativa internacional que regula el tráfico de buques en lugares o situaciones donde existen riesgos de colisión.

Tromba de agua entre dos barcos
Tornado entre dos barcos alta mar

Para saber si estamos en riesgo de colisión con otro barco, deberemos observar si el ángulo que hace nuestra derrota con el otro barco varia o no. Si es siempre el mismo habrá colisión.

En cuanto a la prioridad, en un barco de vela debe ceder el paso el que recibe el viento por babor. Si sucede en ambos, entonces deberá hacerlo el que esté más a barlovento. Además, un velero tiene preferencia frente a una embarcación a motor.

Por otro lado, cuando dos embarcaciones se cruzan, a la que le llegue el barco por estribor se debe apartar.

Peligros y cuidados a la hora de fondear

A la hora de fondear nuestra embarcación de forma segura vamos a tener en cuenta una serie de precauciones y circunstancias para poder evitar los peligros en la navegación.

Antes de fondear, deberemos comprobar e informarnos sobre:

  • El tipo de fondo que nos vamos a encontrar.
  • El ancla y la longitud de la cadena. Dependiendo del tipo del primero y del tamaño del segundo deberemos buscar un fondeadero u otro.
  • El viento. En qué dirección sopla.
  • La legislación existente para fondear en el lugar donde vamos.

Una vez en el fondeadero, tomaremos varias medidas de seguridad, como elegir un punto lo bastante resguardado del viento y con espacio suficiente entre los demás barcos que ya estén fondeados.

Compartir:
Publicado por