Mantente a salvo en alta mar

Cuando salimos a navegar debemos prestar especial atención al tema de la seguridad. El mar es un lugar precioso, que nos pueda dar momentos maravillosos, pero navegando pueden suceder muchos imprevistos.

Por eso antes de realizar una travesía, estate al tanto de las medidas básicas de seguridad, conoce tu barco y mantente a salvo en alta mar.

Si cumples estas tres claves principales es muy probable que puedas solucionar la mayoría de las situaciones inesperadas que te surjan cuando navegues y tu travesía será un éxito y una experiencia que desearás repetir.

Barco en el mar
Barco en el Mar

Cómo preparar el barco para una travesía segura

  • Estado de la embarcación: hay que preparar la embarcación y comprobar que todas sus partes están en perfecto estado. Pero también necesitamos tener en cuenta las necesidades de los tripulantes a lo largo de la travesía. Una de las preguntas más frecuentes es cómo saber qué cantidad de agua llevar, la respuesta va a depender de muchos factores, como si sólo se va a usar el agua potable para beber o se va a usar también para las duchas, por ejemplo.
  • Estado general del motor: es imprescindible tener el motor en buenas condiciones siempre, pero si vamos a hacer una travesía larga, le haremos una puesta a punto concienzuda para evitarnos sorpresas desagradables.
  • Equipo y material de seguridad a bordo: Es importante hacer un chequeo para comprobar que todos los elementos de seguridad están en su sitio y en buen estado, listos para su uso si fuera necesario. Chalecos salvavidas, equipos contra incendios, aros salvavidas, material pirotécnico, lancha salvavidas, arnés de seguridad y botiquín son los imprescindibles, aunque dependiendo del tipo de navegación y de travesía la normativa exige algún requisito más.
Mano agarrando salvavidas en el agua
Salvavidas en alta mar
  • Equipo de radiocomunicación: comprobaremos antes de zarpar que funciona correctamente.  Refresque los protocolos de seguridad y tenga en cuenta que en muchos casos la recepción correcta de un aviso de emergencia depende mucho de una perfecta emisión.
  • Documentación: no podemos olvidar llevar a bordo toda la documentación obligatoria, tanto de la embarcación, como de los pasajeros, además de los permisos que necesitemos y el seguro que hayamos contratado.
  • Lista de comprobación: cuando empezamos a planificar una travesía, deberemos realizar esta lista de comprobación en la que incluiremos pequeños listados con cada uno de los elementos de nuestro barco que debemos revisar, la documentación necesaria que no podemos olvidar o el material que llevaremos a bordo. Y antes de partir revisaremos cada uno de los puntos para asegurarnos de que tenemos todo bajo control.

Servicios de información y emergencia náutica

Conocer las ayudas a la navegación y los servicios marítimos es imprescindible antes de salir a navegar.

Existen varios, y  debemos estar familiarizados con ellos ya que pueden ser la diferencia entre un simple susto y una situación grave de emergencia.

Walkie-talkie colgado
Radio para barcos
  • Centros de coordinación y salvamentos: que controlan el tráfico marítimo y prestan servicios de información meteorológica, así como otros avisos que pudieran ser interesantes para los navegantes.  
  • Sistema mundial de socorro y seguridad marítima: es una sistema de radiocomunicaciones que posibilita a los buques en peligro a enviar señales de alerta a los centros de coordinación y salvamento.
  • Radioavisos: Son avisos emitidos por radiofrecuencia. Hay que tener cuidado con ellos, porque pueden contener información incompleta.
  • Navtex: es un sistema muy útil, económico y sencillo de utilizar. Funciona en varias frecuencias y el patrón puede decidir si quiere recibir mensajes sólo de la zona donde se encuentra o de alguna más. Con el Navtex podemos revisar la previsión meteorológica, información sobre las mareas o inlcuso sobre zonas restringidas.
Compartir:
Publicado por