Las piezas más caras de un barco y sus funciones

Timón en el fondo atardecer
Autor: skeeze

Cuando tenemos una embarcación es importante realizar un mantenimiento exhaustivo de todas y cada una de sus partes. Por ello, es necesario conocer de cuántas se compone nuestro barco, cómo cuidarlas y cuáles son las piezas más caras de nuestro barco y sus funciones.

Nombres de piezas de barcos

Son muchas las piezas que componen un barco, pero las más caras, a las que tendrás que prestar especial atención son las siguientes:

  • Motores: es probablemente la pieza más cara del barco. Y su cuidado y mantenimiento es imprescindible. Sobre todo en barcos que no llevan velas.
  • Aparejo: lleva un importante número de piezas, fijas y móviles asociado a él como el mástil, las jarcias, firmes y móviles y las velas
  • Elementos de amarre: son las piezas que sirven para sujetar las amarras. Hay varias: cornamusas, bitas, guía-cabos, roldana, defensas, bichero y muertos.

Estos son los elementos que contienen las piezas más importantes, pero no podemos olvidar otros imprescindibles como el timón, la hélice, las baterías, los equipos electrónicos y el casco a los que también deberemos prestarles la debida atención.

Velas

Cómo conocer las piezas más caras de un barco y sus funciones

Los precios de las piezas de un barco varían mucho dependiendo de fabricantes, calidad, si son nuevas o de segunda mano, por ello, puede ser de utilidad acudir a un profesional para obtener consejos para elegir las piezas de tu barco.

En todas las zonas costeras existen empresas que se encargan del mantenimiento y el arreglo de todo tipo de embarcaciones, donde te asesorarán y además es conveniente acudir a ellos para que te puedan orientar sobre cómo solucionar problemas comunes en piezas de barco y sobre todo los problemas no tan comunes. Además, te ofrecerán indicaciones útiles acerca de cómo limpiar  y cuidar las piezas de un barco.

Como mantener las piezas de un barco en el tiempo

La Hélice y el tope de mástil son las partes más inaccesibles de una embarcación,  pero hay que echarles un vistazo de vez en cuando. Para mantener en optimas condiciones la primera deberemos sacar la embarcación del agua al menos una vez al año, aunque lo aconsejable es un par de veces. Por su parte, un mástil aguanta en perfectas condiciones de uso unos 25 años, pero para eso es importante revisarlo de vez en cuando.

Hélice

La vida del motor en buen estado suele ser de entre 15 y 20 años. Siempre y cuando se le aplique el correspondiente mantenimiento. Las piezas del motor que deberemos tener en cuenta a la hora de revisar nuestro barco son: la bomba de refrigeración y correa del alternador, principalmente. Además, debemos tener especial cuidado con los cambios de aceite y de los filtros, ya que una mala lubricación o unos filtros sucios pueden estropear el motor, hasta el punto de dejarlo inservible.

Las jarcias son otro de los elementos a cuidar en un barco.

La jarcia firme tiene una vida de unos 5 años en regata y 10 años en crucero igual que la jarcia móvil. Del aparejo  deberemos revisar también varias piezas como: velas, luces, antena, anemómetro, veleta y la parte estructural de la cajera de drizas.

También hay que prestar atención a los elementos del mástil y debemos lubricar las partes móviles. La jarcia móvil depende de la duración de cada elemento de la cabullería.

En cuanto a las velas, que suelen tener una vida útil de unos 10 años debemos revisar las costuras, y la formación de hongos.Por último, vamos a estar pendientes de las baterías cuya duración es de entre  3 y 5 años, y los elementos de electrónica, como la sonda, los equipos de comunicaciones, teléfono por satélite e internet, radar o el piloto automático, si lo hubiese.

Compartir:
Publicado por

Deja una respuesta