Hacer charters, cómo funciona

Si ya estás pensando en las vacaciones, o tienes una embarcación en propiedad, es posible que en algún momento  te hayas preguntado qué es un charter de barco, bien para disfrutar de un descanso diferente, en el primer caso, o para ganar dinero con ello, en el segundo.  A continuación te lo explicamos y te damos algunos consejos para que decidas si tu opción perfecta para este verano es hacer charters, y saber cómo funciona.  

Lo primero que debes aprender es qué un charter náutico. Se puede definir básicamente como el alquiler de barcos de recreo, con fines generalmente de ocio.

El alquiler puede ser para un grupo, en pareja, o individual, el barco entero o por plazas, alquilar con servicio de tripulación o sin ella si tenemos el título, para un simple paseo o para unas vacaciones largas. Las opciones son innumerables.

barco_personas_ Charters_náuticos
Barco con turistas

Inversión en charters. La navegación como profesión

Comencemos por saber qué debes hacer y cómo, si tú eres el dueño del barco, y quieres utilizarlo de manera profesional para hacer charters.

El Ministerio de Fomento, en su página web explica la Normativa de arrendamiento de barcos de recreo y señala los principales requisitos y la documentación y titulación mínima necesaria para llevarlo a cabo.

Si te decides por esta opción como plan de negocio, hay empresas que se dedican a asesorarte y a organizar y gestionar los viajes. Su consejo te puede ayudar, sobre todo al principio.Es un negocio en expansión, tanto es así, que en los últimos años, se han doblado la cantidad de embarcaciones dedicadas a los charter y generan más del 30 por ciento de las matriculaciones del sector.

Experiencias de charters como turista

¿Quieres unas vacaciones diferentes? Empieza por charters de barcos, una opción más económica y muy divertida.

Si te gusta el mar, no es mala idea pasar unos días navegando, descubriendo lugares inaccesibles desde otro medio de transporte, bucear en lugares solitarios, o simplemente disfrutar de la brisa del día y la tranquilidad de la noche a bordo de un barco.

Aquí te dejamos algunos consejos que deberás tener en cuenta a la hora de elegir tu travesía ideal:

  • Lo primero que debes hacer es elegir el destino, ya que dependiendo de este deberás decidir la época del año más adecuada, el tipo de barco que necesitas y la duración de la aventura.
  • Una vez aclarado el lugar, tendrás que pensar si quieres alquilar un barco entero, para compartirlo con familia o amigos, o prefieres participar en unas vacaciones en grupo con gente nueva a la que conocer.
  • Si tienes titulación, puedes optar entre alquilar sólo el barco o si también vas a contratar tripulación. Si no eres patrón titulado no te queda más opción que la segunda.
  • También podrás decidir el tipo de barco en el que vas a realizar la travesía. Esto dependerá sobre todo del presupuesto y de la zona por la que vayas a navegar. Si quieres una experiencia exclusiva, hay empresas que te pueden asesorar sobre cómo organizar charters de lujo.
yate_navegando_alta velocidad_charters
Yacht para alquilar
  • Por último, recuerda llevar a bordo todo lo que vayas a necesitar: documentación, ropa de abrigo e impermeable, y cualquier cosa que la empresa de charter te recomiende.
  • En general es muy seguro organizar este tipo de vacaciones, pero si te preocupan los peligros de hacer charter, lee detenidamente el contrato.
  • Si consideras que algo no está claro, habla con la empresa y no firmes nada a no ser que te convenza completamente. Además el contrato deberá incluir un seguro de responsabilidad civil para todos los tripulantes de la embarcación, que has de confirmar antes de embarcar.
Puesta del sol en la playa
Compartir:
Publicado por

Deja una respuesta