Llego a nuevo puerto: ¿qué documentos debo presentar?

Cuando llega el buen tiempo, mientras navegamos por el Mediterráneo, los controles de la Guardia Civil y de la policía marítima se hacen más recurrentes. En ellos se suele pedir a los patrones de barco los documentos obligatorios para navegar. Pero, además, cuando llegas a un puerto para amarrar tu embarcación, también se reclama una serie de documentación.

En este artículo te contamos cuáles son los documentos que se tienen que presentar cuando llegas a un puerto nuevo y quieres amarrar.

Documentos nuevo puerto
Documentos necesarios para amarrar en un puerto nuevo

¿Qué documentos presentar en un nuevo puerto?

Cuando llegas con tu embarcación a un nuevo puerto, debes presentar una serie de documentos para poder amarrar tu barco en él. Es importante mantener al día y en regla esta documentación, no solamente en tu llegada, ya que es una de las leyes de navegación. A continuación te detallamos cuáles son los papeles que siempre debes llevar:

La relativa a los tripulantes:

  • La titulación náutica que acredita la aptitud para el gobierno de una embarcación.

La relativa a la embarcación:

  • Abanderamiento, matrícula y registro
  • La patente de navegación
  • La licencia de navegación o Libro de Rol, debidamente despachado.
  • El certificado de registro español/permiso de navegación, para embarcaciones de menores o iguales a 24 metros. El permiso tiene una validez limitada, así que debe ser renovado periódicamente (cada 5 años), independientemente de que el barco tenga que pasar la ITB o no.
  • El certificado de navegabilidad, acreditativo de haber realizado las inspecciones y reconocimientos correspondientes. Tiene una validez indefinida, aunque es necesario solicitar su renovación cuando se modifique cualquiera de las características que especifica, como por ejemplo el cambio de nombre, zona de navegación, etcétera.
  • La póliza de seguros. Todos los barcos tienen la obligación de contratar un seguro de responsabilidad civil frente a terceros. Solo están exentos de contratar el seguro obligatorio las embarcaciones de recreo con una eslora inferior a seis metros y que carezcan de propulsión a motor.
Compartir:
Publicado por

Deja una respuesta