Del Mediterráneo al Caribe. Cruzar el Atlántico en barco

Si estás pensando en cruzar el Atlántico, tienes que tener en cuenta una serie de consideraciones previas antes de emprender tu viaje. En este artículo te contamos todo lo que debes saber antes de emprender esta aventura, cuáles son los mejores meses para hacerla, qué tipo de barco necesitas y cuál es el precio de viajar desde Europa hasta el Caribe.

Cruzar el Atlántico en tu propia embarcación o con la ayuda de cargueros semi-sumergibles

Si quieres realizar una travesía por el Atlántico, debes saber que no necesitas un barco especial para cruzar el océano. Actualmente los yates ordinarios con kit estándar se encuentran adaptados para realizar una travesía transatlántica.

Durante tu travesía por el Atlántico, se aconseja mantener una velocidad constante las 24 horas del día, sin que haya periodos de inactividad. También es importante que revises la potencia de reacción y que añades fuentes adicionales para generar más energía. También te ayudará que hayas realizado anteriormente alguna travesía.

Cruzar el Atlantico
Todo lo que debes saber para cruzar el Atlántico en barco

Sin embargo, si quieres evitar navegar durante largas jornadas o no estás lo suficiente preparado para una travesía transatlántica, una de las mejores opciones para disfrutar de tus vacaciones en el Caribe con tu propia embarcación es el transporte de yates y superyates a través de cargueros semi-sumergibles. Un ejemplo de ello es la empresa Dockwise Yacht Transport, considerada como una de las más grandes del mundo. Gracias a ella, podrás transportar tu yate o superyate sin necesidad de cruzar el Atlántico por cuenta propia.

Consideraciones a tener en cuenta

En tu viaje de Europa al Caribe, es importante saber cuál es la mejor ruta a tomar. Se recomienda coger el camino más largo, manteniendo un rumbo de 20°N, 30°W antes de girar a la derecha, en la altura de Cabo Verde. De esta manera cogerás los vientos alisios más rápido y tendrás unas mejores condiciones climáticas.

El coste de cruzar el Atlántico es elevado, ya que de debes contar los costes de reacondicionamiento, posibles reparaciones y el combustible.

Compartir:
Publicado por