Avería en la embarcación, cómo proceder

Cuando navegamos, sobre todo si realizamos travesías de varios días, nos pueden surgir imprevistos en alta mar. Es importante saber cómo proceder en caso de avería en la embarcación, ya que puede marcar la diferencia entre una anécdota y una situación peligrosa.

Barco varado
Autor: Sunny Sunflower

Lo primero que debemos hacer cuando nos surge una avería, es analizar la gravedad de la misma, y evaluar los daños y así comprobaremos si somos capaces de arreglarlo por nosotros mismos.  

Si no la podemos arreglar, procederemos a utilizar la radio de emergencia. Debe conocer perfectamente los procedimientos internacionales, para así asegurarse de que su llamada de socorro será recibida correctamente por salvamento marítimo o por embarcaciones cercanas que pudieran estar a la escucha.

Llamas de emergencia

Hay tres tipos de llamada de emergencia: socorro, urgencia y seguridad. La primera tiene prioridad sobre todas las demás, la segunda se refiere a una situación de urgencia relativa sobre personas, consejos médicos, rescate y búsqueda. La última se utiliza para situaciones menos urgentes sobre avisos náuticos o meteorológicos importantes.

Hay que tener en cuenta, a la hora de emitir una señal de socorro que la responsabilidad recae sobre el patrón. Haga un buen uso de los recursos, ya que de no hacerlo podría poner en peligro la vida de otras personas que sí los pueden necesitar en ese mismo momento.

Todas las embarcaciones deben llevar obligatoriamente seguros de náutica de responsabilidad civil, que sólo cubren daños a terceros. Sin embargo, es recomendable pagar un poco más y utilizar Los seguros de la garantía de daños propios de la embarcación de recreo que, además de incluir las coberturas del anterior, contemplan gastos de salvamento y también cubre las averías particulares de la misma.

naufragio_Como proceder en caso de avería en la embarcación
Fuente: OpenClipart-Vectors

Cómo proceder en caso de avería en la embarcación según el Ministerio de Fomento

El Ministerio de Fomento edita, cada año, la guía “Consejos prácticos de Seguridad en actividades náuticas”,  sobre recomendaciones de salvamento marítimo, consejos a seguir antes de zarpar, el equipo y material de seguridad que es necesario y obligatorio llevar a bordo. También durante la travesía, como información útil sobre los equipos de radiocomunicaciones, y qué hacer en caso de emergencia. Es una guía muy completa y muy recomendable, sobre todo si sales a navegar por primera vez.

Conoce las averías más frecuentes de las embarcaciones

Las averías más frecuentes que nos pueden acaecer en nuestra embarcación durante una travesía son:

Escape de agua: Si encontramos agua en la embarcación, lo primero que debemos hacer es probarla. Si el agua es dulce es del depósito de agua potable,  el problema no es grave. Si es salada y caliente es de la refrigeración del motor y deberemos buscar de dónde procede la fuga. Y si es salada y fría es una vía de agua, es la más peligrosa, puede ser en la cubierta, en el casco, en las válvulas de fondo o en las evacuaciones de aseo o fregadero y nos puede llevar incluso a perder la embarcación.

Grúa elevadora de embarcaciones
Autor: Bill Kasman

Averías del motor: suelen producirse por un calentamiento excesivo, o por algún filtro bloqueado. Es peligroso que el barco se pare, cuando estamos navegando, sobre todo con mal tiempo o cerca de la costa. Esto puede suceder además, por otros motivos como la falta de combustible o que se enreden objetos en la hélice.

Incendio: generalmente se producen por un mantenimiento defectuoso o por un error humano. Pueden provocarse en el circuito eléctrico, el motor, la batería, la cocina, el material inflamable que forma parte del barco o por fumar en la embarcación. Si se origina un incendio deberemos tener cuidado, ya que los barcos se fabrican con muchas partes de plástico que al arder producen humos tóxicos.

Compartir:
Publicado por

Deja una respuesta